316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

Administradoras deben pensar en otras necesidades además de entregar pensiones


En Colombia existe predisposición a ahorrar. Por ello, la Superfinanciera considera que se debe crear una oferta que capture a quienes piensan así. Mientras para los jóvenes son importantes los proyectos a corto plazo, para los adultos lo son el asegurar su futuro y cubrirse frente a imprevistos. 
Durante el XII Congreso FIAP – Asofondos: ahorrar hoy es pensar en el futuro, realizado el 4 y 5 de abril de 2019 en Cartagena, el superintendente financiero, Jorge Castaño, realizó una propuesta para que las administradoras de fondos de pensiones cuenten con mecanismos adicionales de ahorro que permitan no solo construir ahorro pensional, sino también contar con unos recursos de respaldo para que los trabajadores cubran otro tipo de necesidades durante su ciclo de ahorro. 
“Si se quiere un compromiso mayor por parte de los trabajadores con su ahorro de largo plazo, las administradoras no deberían orientarse a invertir solo para entregar pensiones”, dijo Castaño durante su intervención, quien además reveló que se estudia cómo materializar la propuesta de que las AFP cuenten con mecanismos adicionales de ahorro para que los trabajadores tengan estos recursos como garantía para vivienda, educación o contingencias como enfermedad. 
“la importancia de las AFP como canal que maneje recursos bajo un régimen que, como el de pensiones privado, ha permitido en 25 años generar el más alto ahorro pensional en el país”
Para él también es importante crear una cultura del ahorro entre la ciudadanía, y de ahí la importancia de las AFP como canal que maneje recursos bajo un régimen que, como el de pensiones privado, ha permitido en 25 años generar el más alto ahorro pensional en el país. 
¿Para qué necesitan ahorrar los colombianos? 
La idea de Castaño está plasmada en su presentación La promoción del ahorro de largo plazo para la protección a la vejez, en la cual el funcionario indica que en nuestro país existe una predisposición a ahorrar, motivo por el cual se requiere una oferta atractiva con valor agregado, que capture a este segmento de la población. 
Según cifras de la entidad, del 77,8 % de población urbana colombiana el 69 % no ahorra, el 18 % ahorra y el 12 % no percibe ingresos. Por su parte, del 22,2 % de la población rural el 67 % no ahorra, el 13 % no lo hace y el 20 % no percibe ingresos. 
Por otra parte, la población que ahorra no encuentra incentivos para canalizar sus recursos al sistema. El 50 % de la población que ahorra guarda su efectivo, el 27 % lo hace en un banco, el 13 % utiliza el fondo de empleados y el 8 % restante usa mecanismos informales sin rentabilidad. En cuanto a la población rural, el 82 % guarda el efectivo, el 16 % lo hace en un banco y el 1 % en un fondo de empleados. 
Los colombianos, según la exposición de Castaño, encuentran barreras para acceder al sistema financiero, tales como insuficiencia de fondos (67 %); altos costos financieros (59 %), falta de documentación necesaria (28 %) y lejanía a las entidades financieras (20 %). 
Por lo anterior, es fundamental entender para qué necesitan ahorrar. Para los jóvenes son importantes los proyectos a corto plazo, mientras para la población adulta sobresalen puntos como asegurar su futuro, aumentar el valor de la pensión y cubrirse frente a imprevistos que, según porcentajes de esta superintendencia, corresponden a imprevistos y emergencias (41 %), proyectos personales (19 %), asegurar el futuro (16 %), ahorrar para invertir en finca raíz (12 %), y vejez/pensión (10 %). 
Frente a la pregunta “¿quién es el responsable de conseguir una buena pensión?”, datos de la Superfinanciera indican que el 48 % de las personas asegura que ellas mismas son las responsables, el 19 % no sabe, 13 % afirma que el Estado y el 9 % piensa que las AFP. Por su parte, ante la pregunta “¿cómo las personas piensan que lograrían una buena pensión?”, el 31 % piensa que ahorrando más, 14 % invirtiendo, 5 % con un aumento de sueldo y 2 % economizando. 
Confianza en el ahorro de largo plazo 
Desde el punto de vista del superintendente financiero, se debe generar confianza en las personas a partir de la información y la empatía: 
Asesorar integralmente a las personas, con base en una planeación financiera objetiva. 
Brindar distintas capas de información con diferentes niveles de complejidad, de acuerdo con el conocimiento de las personas. 
Supervisar que se adopte una cultura del servicio dentro de la gobernanza de las entidades vigiladas. 
Evaluar el impacto de sus campañas comerciales y de educación financiera desde una perspectiva del nivel de entendimiento del cliente.
Promover una cultura previsional en los clientes y diseñar mecanismos para que conozcan los beneficios de su ahorro.
https://actualicese.com/actualidad/2019/04/12/administradoras-deben-pensar-en-otras-necesidades-ademas-de-entregar-pensiones/?referer=email&campana=201904112&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20190412_contribuyente&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías