316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

Las pyme serán las siguientes en reportar con las Niif


El año pasado, 2.835 empresas, según datos de la Superintendencia de Sociedades, reportaron sus balances bajo las Normas Internacionales de Información Financiera (Niif). Así, el país empieza a ser testigo de un cambio paulatino que inició en 2009 y que deberá concretarse este año cuando las pyme empiecen a reportar. El objetivo es contar con datos confiables y que se comparen internacionalmente.

Francisco Reyes, superintendente de Sociedades, aseguró que “hubo un gran cumplimiento” por parte de las compañías y reveló que hubo un índice de acatamiento de 93% en el total de reportes de información financiera. “Es un porcentaje sin precedentes de compañías (…) estamos viendo una convergencia hacia el sistema”, destacó.  
Colombia inició el camino de ponerse al mismo nivel que sus pares de la región cuando el Congreso de la República expidió la ley 1314 de 2009. La intención del Gobierno no se detiene en mejorar los informes de las empresas, sino que también busca abonar el camino que lleve al país a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde).
En la aplicación de este principio de política corporativa, la normatividad dividió a las compañías en tres grupos, según sus características y con diferentes fechas para la puesta en marcha de la nueva reglamentación.
En el grupo uno se incluyeron, entre otros, emisores de valores; entidades de interés público o  las que tengan activos superiores a 30.000 salarios mínimos. En el grupo tres, están personas naturales o jurídicas que cumplan requisitos para estar en el Régimen Simplificado.
El universo de estas compañías tuvieron en el pasado 31 de diciembre su fecha máxima para reportar sus estados financieros. Bajo este normatividad, y teniendo en cuenta el impacto del fin del ciclo de los commodities, las 1.000 empresas más grandes redujeron sus utilidades en 75%; su patrimonio aumentó 3,7% y los ingresos ordinarios subieron 3,9%.
Martha Patricia Vanegas, gerente de Niif Consultoría Empresarial, dijo que los balances de las compañías se pueden afectar por las modificaciones en la forma de ver la cartera o los inventarios.  La primera, según Vanegas, “lo que hace es decirle a las empresas que identifique cuánto es y cuánto va a pagar”.  Respecto a los inventarios, la analista dijo que se debe establecer si estos han perdido valor con relación al mercado.
Además, las empresas tienen que asumir unos costos  que bajo la norma anterior no se reconocerían. Horacio Ayala, exdirector de la Dian, añadió que el patrimonio de las compañías se reduce, porque se asumen pasivos que antes no se tenían que reconocer.
El grupo dos incluye a las pyme y es el que será el protagonista durante este año. Vanegas, sin embargo, dijo que en el último requerimiento hecho por la Supersociedades para que presentaran el Efsa (que marca el punto de inicio hacia las Niif) solo hubo cerca de 3.000 empresas. “Es una muestra muy pequeña, teniendo en cuenta que en Colombia hay más de 90.000 pyme. Entonces, muchas no han empezado el proceso”, dijo la experta.
Alexandra Montealegre, senior manager de Business Process Solution de Deloitte, dijo que se “tendrán que hacer esfuerzos importantes para cumplir con esta nueva normatividad”. Entre los cambios que tiene que realizar una compañía, según Montealegre, está que ahora tendrán que poner más atención en detalles relacionados con las operaciones de la empresa y “una nueva forma de presentación y denominación de los estados financieros básicos”.
Aunque Ayala criticó que se les está poniendo requerimientos excesivos a las pyme, que las obliga a grandes inversiones (en entrenamiento, adopción de normas o  asesoramiento),  el Superintendente de Sociedades destacó que cuando finalice el año, el país va a tener a todas sus compañías bajo las normas Niif.
Pese a que Reyes reconoció, como sucede cuando se implementan cambios, que hubo cierta incertidumbre  y dudas sobre la complejidad del sistema, los plazos se cumplieron tal como estaban previstos.

Se pueden aplicar sanciones

Aquellas compañías que no empiecen a reportar con las Niif se pueden exponer a sanciones. Vanegas dijo que, pese a que hasta el momento no se han visto multas, a las empresas se les va a empezar a exigir la nueva normatividad cuando tengan trámites, por ejemplo, ante las cámaras de comercio. Ayala agregó que si no se acogen “el revisor fiscal no va a poder certificar los estados financieros, no lo van a poder publicar y la Superintendencia no lo aprobaría”. 

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías