316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

Así le afectan los presupuestos que hace usted al bolsillo y a su nivel de vida


Los Presupuestos del Estado para 2016 afectan a su nivel de vida directamente. Inciden en colectivos tan diversos como trabajadores, parados, pensionistas o estudiantes.

Las grandes cifras macroeconómicas se debatirán en las próximas semanas en el Congreso de los Diputados e influyen en la evolución de los mercados financieros y de la vida política. Sin embargo, también afectan directamente al bolsillo de los ciudadanos.
El martes pasado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, presentó los Presupuestos Generales del Estado para 2016, en los que se proyecta que la economía seguirá creciendo a un ritmo del 3% y que se crearán más de 600.000 empleos. Pero la decisión del Gobierno de aprobar la Cuentas antes de que termine la legislatura no sólo influye en la estabilidad de la política económica o en la vida parlamentaria, sino que tiene repercusión directa en la vida cotidiana de los españoles.
Por ejemplo, afecta a los cerca de tres millones de empleados públicos que hay en España, a los 8,4 millones de pensionistas, a los 8,1 millones de menores escolarizados, a los 18 millones de ocupados o a los 5,1 millones de parados que hay en el país. Pero ¿cómo influyen?
De entrada, la decisión del Gobierno de no prorrogar las Cuentas Públicas -como hizo el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero en 2011- equivaldría a lanzar un nuevo ajuste de manera automática, ya que la mayoría de las partidas no se actualizarían ni tan siquiera con la inflación.
Si se hubieran prorrogado los Presupuestos como pedía parte de la oposición, las pensiones quedarían automáticamente congeladas el 1 de enero de 2016 y el sueldo de los funcionarios o las partidas destinadas a pagar deuda y desempleo también, por lo que el Gobierno que saliera de las urnas en las elecciones tras la prórroga de las Cuentas tendría que hacer un decreto a contrarreloj para rediseñar toda la política económica en muy pocos días, como hizo Mariano Rajoy el 30 de diciembre de 2012, cuando en el segundo Consejo deMinistros en La Moncloa y tras descubrir un déficit imprevisto de 20.000 millones de euros, subió el IRPF y el IBI, mantuvo la congelación del sueldo a los funcionarios y elevó las pensiones menos que la inflación.
Éstas son algunas de las consecuencias directas de los nuevos Presupuestos Generales del Estado para 2016, a expensas de los cambios que puedan producirse después de la elección del futuro Parlamento:

¿Qué ocurrirá con el Impuesto sobre la Renta?

Por ahora, el IRPF se quedará como está. Aunque eso parece indicar que en realidad ni sube ni baja, lo cierto es que implicaría un incremento automático. Es lo que los técnicos de Hacienda consideran una subida encubierta del IRPF al «no deflactar la tarifa» con el IPC, que rondaría el 1%.

Al no actualizar la tarifa del tributo con la inflación, los ciudadanos perderán poder adquisitivo y el Estado recaudaría más con esta figura tributaria. No obstante, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el líder del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ya han anunciado en varias ocasiones que si gana las elecciones el Partido Popular impulsarán una rebaja adicional del IRPF para el año que viene.
Aún no se conoce cuál será la promesa de otras formaciones, pero lo que está claro es que, si mantienen sin cambios lo aprobado en los Presupuestos, los contribuyentes perderán poder adquisitivo en 2016, después del alivio que consiguieron con la bajada fiscal aprobada por el Consejo de Ministros en 2014. En todo caso, la bajada fiscal dependerá de los partidos que ganen los comicios. Y no es la primera vez que un partido incumple sus promesas en fiscalidad tras el escrutinio elector.

El sueldo de los funcionarios subirá un 1%.

Sin los Presupuestos para 2016 de Montoro los sueldos de los empleados públicos quedarían automáticamente congelados el 1 de enero.

No sólo los del Estado, sino los de todas las administraciones, ya que las Cuentas del Estado determinan también cuáles son las bases de las retribuciones en las comunidades autónomas y en los ayuntamientos.Al menos las básicas.

Los empleados públicos recibirán la mitad de la paga extra que les quitaron en 2012 para evitar el rescate del país.

Sin los Presupuestos los 2,9 millones de trabajadores de la función pública tampoco recibirían la mitad de la paga extra que se les eliminó al comienzo de la legislatura. El 1 de enero de 2016 aún les quedará por recuperar el 50%.

En total, los Presupuestos del Estado gastan 22.464 millones de euros en sufragar las nóminas de la Administración central, aunque en todo el sector público se destina el 11% del PIB para esta partida, más que en Alemania a pesar de que la economía germana tiene casi el doble de habitantes.

Podrían bajar de precio los billetes de avión.

Las tasas aeroportuarias se reducirán un 1,9% a partir del próximo 1 de marzo y con vigencia indefinida, según una de las iniciativas recogida en el Proyecto de Presupuestos para el próximo año.También se fija un descuento del 40% a los viajeros en conexión y, en el caso de la aviación general, para las aeronaves con un peso máximo inferior a cinco toneladas en el despegue.

La medida también amplía de las dos horas actuales a tres horas la exención de tarifa de estacionamiento en los aeropuertos de los grupos 4 y 5. Para darse cuenta de la importancia de esta medida -que Aena quiere enmendar- sólo hay que tener en cuenta que en 2012 algunas compañías aéreas como la irlandesa Ryanair reclamaron la subida de esta tasa en los Presupuestos directamente a los pasajeros. También a los que ya habían comprado su billete.

Subirán las becas para los estudiantes.

El dinero destinado a ayudas al estudio subirá, aunque apenas un 0,2%. El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, suele repetir, no obstante, que 2016 será el año en el que esta partida alcance el nivel más alto de la historia. Es cierto y concretamente pasará de 1.469 millones de euros este año a 1.472 millones en 2016, 2,7 millones de euros más, según el Proyecto de Presupuestos.

Aunque puede pensarse que las becas no dependen de cuánto dinero destine el Gobierno a financiarlas cada año sino que se determinan por unos criterios objetivos, la reforma educativa del exministro José Ignacio Wert dio mucha más importancia a las Cuentas Públicas de cada año de lo que se piensa.
Desde el curso pasado, el cálculo de las ayudas depende del rendimiento académico de los estudiantes, de la renta de sus familias… y también de «la disponibilidad presupuestaria». Es decir, que la subida del 0,2% puede aumentar también la cuantía que recibirán los estudiantes. Quizá por esta relación directa entre la partida y las becas esta asignación no ha subido más.

Los pensionistas perderán poder adquisitivo.

Las pensiones contributivas y no contributivas subirán un 0,25% en 2016 en aplicación del índice de revalorización legal. El próximo será el tercer año consecutivo que las pensiones suben en esa cuantía. Aunque según el ministro de Economía, Luis de Guindos, la «gran ventaja» actual es que la inflación está cerca del 0% y que la tasa media de este año será negativa, lo cierto es que las pensiones solían revalorizarse antes de la reforma con la inflación de noviembre, que según Funcas será del 0,4%.

Es decir, que los pensionistas tendrán un nivel de vida más bajo el año próximo. A pesar de ello, el Gobierno destinará un 2,9% más a pagar la partida de las jubilaciones por culpa del envejecimiento de la población, lo que indica que la sostenibilidad de las arcas de la Seguridad Social sigue siendo un problema en el corto plazo que obligará a repensar este pilar del Estado del Bienestar tras las elecciones.

Las madres trabajadoras sí que verán aumentada su pensión.

Las Cuentas del año próximo sí premiarán al menos a las madres trabajadoras, ya que se ha incluido un incremento adicional de la pensión para aquellas trabajadoras que se jubilen y hayan tenido dos o más hijos. Concretamente, su pensión aumentará un 5%, con dos hijos; un 10%, con tres hijos; y un 15%, a partir de cuatro hijos.

Por culpa de los nuevos Presupuestos no podrá disfrutar de un permiso de paternidad de un mes.

Si ha decidido ser padre sepa que si su hijo nace en 2016 tampoco podrá beneficiarse del permiso de paternidad de un mes, una medida que iba a entrar en vigor en 2010 y que los distintos gobiernos han ido retrasando sine die por culpa de la reducción del déficit. El Gobierno ha decidido aplazar en el Proyecto de ley la ampliación de este permiso de 15 a 30 días. Y otro año más por «cuestiones económicas». El Estado se ahorra en torno a 200 millones de euros anuales sin este beneficio. Si los Presupuestos se hubieran prorrogado en 2016 el permiso de paternidad de un mes sí que hubiera entrado en vigor el próximo 1 de enero.

Las ayudas que se congelan por culpa de que el Gobierno mantenga el Iprem.

El Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples (más conocido como Iprem), es el que se utiliza como referencia para la concesión de ayudas públicas, subvenciones, subsidios por desempleo o asistencia jurídica gratuita. Se mantendrá en 532,51 euros mensuales (6.390,13 euros anuales en 12 pagas o 7.455,14 en 14).Es el sexto año consecutivo que se mantiene congelado, aunque por primera vez el Gobierno ha dejado la puerta abierta a una potencial subida a lo largo del año. Dependerá de la evolución de la recaudación.

Más plazas para empleados públicos.

El artículo 20 de los Presupuestos autorizan una Oferta de Empleo Público en todos los sectores, después de los recortes de los últimos años para reducir la plantilla.Por ejemplo, en sanidad, al ser uno de los sectores prioritarios marcados por el Gobierno, se podrá reponer al fin el 100% de las plazas, una reclamación constante de este colectivo desde hace años. Los estudiantes de oposiciones tendrán, por tanto, más oportunidades.

Más formación para el empleo.

La partida de las ayudas para el empleo también es una de las que más sube. Aunque los subsidios y prestaciones no han cambiado con los Presupuestos, sí que habrá más fondos para formar a los que necesiten reciclarse.

310.000 ayudas más para los dependientes.

La partida de dependencia subirá un 6,4% porque desde el 1 de julio de 2015 está previsto que se paguen ayudas también a los dependientes moderados, y no sólo a los casos más graves. Se beneficiarán 310.000 personas más tras ocho años de espera, según las estadísticas oficiales.

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías