316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

Fondos de empleados temen por su desaparición


De acuerdo con el artículo 2 del Decreto 1481 de 1989, los fondos de empleados son empresas asociativas, de derecho privado, sin ánimo de lucro, constituidas por trabajadores dependientes y subordinados.
Los fondos de empleados no tienen estructuras financieras definidas, motivo por el cual, estarían en peligro de extinción si se da la mutación o el cambio a entidades financieras, tal y como lo plantea el Gobierno Nacional en el Plan Nacional de Desarrollo (PND).
De acuerdo con la Asociación Nacional de Fondos de Empleados (Analfe) y expertos consultados por LA PATRIA, el 50% de los fondos de empleados del país desaparecerían si entra en rigor ese proyecto del Ministerio de Hacienda, que plantea igualarlos con las entidades financieras o las cooperativas, teniendo que cumplir con una carga tributaria y dejando atrás a la economía solidaria, sector al cual hoy pertenecen.
Los estimativos de la Asociación en Caldas es que esta propuesta acabaría con 700 de los mil 400 fondos que existen en el país. «Es un peligro latente pues no todos los fondos están en capacidad de pagar esos compromisos que pretende imponer el Gobierno», asegura Lynette Astrid Arango Bedoya, directora regional para el Eje Cafetero, Tolima y Huila.
Luz Adriana Rivera Jiménez, revisora fiscal de Analfe en el Eje Cafetero explica que el temor se debe a que los requisitos para las entidades que desarrollan actividades financieras son muy amplias e incluso con manejo de recursos superiores a los $1.000 millones.
Ese sería otro factor para que los fondos no se mantuvieran vigentes. «Si nos van a exigir esa cantidad de requisitos, los fondos se verían acabados y incrementaría el desempleo en el país, por lo que vemos la medida como un lastre para nuestra economía y la filosofía de los fondos», sostuvo.

Lo que está pasando

José Pareja, contador con experiencia en varios fondos de empleados de Manizales, coincide en que solo cinco de cada 10 de estas entidades podrían mantenerse si se aprueba la propuesta del PND. «Los excedentes de los fondos permiten mantener los créditos de sus asociados, que a su vez, están contratados directamente con la empresa», indicó.
La presidencia de Analfe, a través de su oficina de comunicaciones, le respondió a LA PATRIA que confían en que la situación mejore, pues en el Congreso de la República se discuten algunos puntos que protegerían a los fondos, luego de las sugerencias que ellos les hicieron. En la actualidad, según sus cuentas, hay alrededor de un millón 100 mil personas a fondos de empleados.
«En realidad no somos captadores de recursos del público en general, solo de las cuotas de los asociados, quienes se favorecen y se benefician con créditos para vivienda, educación, calamidades domésticas, entre otros».

Una solución

Pese a este panorama, los fondos tienen otras oportunidades para seguir existiendo, aunque no son fáciles de concretar. De acuerdo con Pareja, una alternativa estaría en fusionar diferentes fondos de empleados en uno solo.
«Es una opción, cambiar las razones sociales para que haya una «incorporación» de diferentes fondos. Así se conservaría la idea de ser economías solidarias y se mantendrían vivos», explicó Pareja, aunque destacó que los «egos» para mantener el nombre de la empresa en la que se trabaja serían la principal dificultad.

Desde la academia

El profesor de Administración de empresas, de la Fundación Universitaria Luis Amigó, Luis Gonzalo Muñoz, indicó que son varios los retos que enfrentarán los fondos de empleados en el futuro. «La implementación forzosa de las nuevas normas internacionales sobre información financiera, conllevarán a la quiebra técnica a los fondos, pues los aportes de los asociados se convertirían en pasivos», explicó.

Diferencias

De acuerdo con el contador público, José Pareja, las principales diferencias entre un fondo de empleados y una entidad financiera, que justifican un trato diferencial son:
* Los fondos son entidades sin ánimo de lucro, las entidades financieras buscan lucro.
* Los fondos captan dineros exclusivamente de sus asociados, las entidades financieras del público en general.
* Los fondos solo dan créditos a sus asociados, las entidades financieras atienden al público en general.

Puntos críticos

Según los expertos consultados, estos son los puntos que pondrían en crisis al sector fondista:
* Pagar impuestos al Fondo de Garantías de Entidades Cooperativas (Fogacoop).
* Pago de impuestos a la Superintendencia de Industria y Comercio.
* Asegurar los depósitos.
* Los fondos deberán tener más recursos para no acabarse.
* Un fondo promedio tiene entre 100 y 200 asociados, con cuyos aportes no alcanzaría a mantenerse.
* Tendrían que mejorar sus estructuras físicas.
* Deberán contratar más personal especializado.

La queja

Para Analfe la medida atenta contra la integridad de los empleados, pues no tendrían las ventajas que implica estar afiliados a un fondo. «Nuestro trabajo es mejorar la calidad de vida del asociado y su familia. Nosotros no generamos utilidades, lo que hacemos es generar excedentes que se retribuyen buscando el bienestar de nuestros asociados», agregó la directora regional para el Eje Cafetero.

Características de un fondo de empleados

* Se integra con trabajadores asalariados.
* Asociación y el retiro son voluntarios.
* Garantiza la igualdad de los derechos de participación y decisión de los asociados sin consideración a sus aportes.
* Presta servicios en beneficio de sus asociados.
* Establece la repartición de las reservas sociales y, en caso de liquidación, la del remanente patrimonial.
* Destina sus excedentes a la prestación de servicios de carácter social y el crecimiento de sus reservas y fondos.
* Su patrimonio debe ser variable e ilimitado.
* Se constituyen con una duración indefinida.
* Fomentan la solidaridad y los lazos de compañerismo entre asociados.

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías