316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

Davivienda y AV Villas son los bancos con la menor tasa para microcrédito


El microcrédito se ha convertido en la principal herramienta para la inclusión de gran parte de la población menos favorecida a la banca. Aunque muchas entidades financieras aún no ofrecen esta modalidad, de acuerdo con las cifras más recientes de la Superintendencia Financiera, Davivienda y Av Villas están entre los bancos que tienen menores tasas de interés para microcrédito, 20,37% y 24%, respectivamente.
 
“Aunque no todas las entidades financieras están metidas en este segmento, existen bancos de nicho y otros que en su portafolio ofrecen microcrédito. Estas entidades, además del dinero que prestan, ofrecen asesoría personalizada para que las personas aprendan a organizar sus créditos”, afirmó Alfredo Barragán, especialista en banca.
De acuerdo con los analistas, el microcrédito está dirigido a personas informales que solicitan un préstamo para capital o trabajo de activos, y aseguran que es una alternativa para la posibilidad de crédito por fuera del sistema financiero.
Para Esteban Gómez, director del departamento de Estabilidad Financiera del Banco de la República, el microcrédito en Colombia es uno de los mecanismo más importantes de inclusión financiera. “A noviembre de 2014, esta modalidad contaba con cerca de 2,8 millones de deudores, principalmente de la población emprendedora de más bajos ingresos, la cual históricamente ha presentado un acceso limitado al sector financiero formal”.
Entre tanto, vale la pena recordar que para el período comprendido entre el 1 de octubre de 2014 y el 30 de septiembre de 2015, la Superintendencia Financiera certificó el interés bancario corriente para la modalidad de microcrédito que es de 34,81% con una tasa de usura de 52,22%.
Entre las otras entidades financieras que ya cuentan con esta modalidad están: Banco Agrario que ofrece una tasa de 24,65%, Bancolombia (28,32%), Banco Caja Social (34,74%), Bancamía (36,61%), Banco WWB (36,89%) y Banco de Bogotá (39,80%).

El panorama del sector
Alejandro Reyes, director de investigaciones económicas de Ultrabursátiles, afirmó que “el microcrédito como tal ayudó a que las empresas puedan acceder a una financiación”.

Por su parte, el equipo de investigaciones de Afin, dijo que el escenario es propicio para que el tema del microcrédito siga creciendo, pues aseguran que el PIB ha evidenciado unas tasas saludables y que el desempleo ha ido disminuyendo. No obstante, los analistas son enfáticos en que la preocupación de esta modalidad radica en que los microempresarios suelen sobrepasar su cupo de endeudamiento y eso complica su situación a la hora de querer acceder a otro microcrédito.
Por otra parte, los expertos indican que es clara la ampliación de la bancarización con este producto, sobre todo para los estratos uno, dos y tres, pues afirman que personas que antes no tenían acceso a los créditos encuentran una alternativa legal a través de las entidades financieras.
Gómez, agregó que “la principal contribución de esta modalidad crediticia al desarrollo económico radica en el financiamiento de proyectos productivos con viabilidad financiera, permitiendo ampliar no solo el capital físico con el que cuenta un microempresario, sino también el capital humano a través de programas de acompañamiento, capacitación y asesorías establecidos en la metodología crediticia”.
Finalmente, los analistas dicen que de acuerdo con el reporte de la situación del microcrédito en Colombia, se observa una tendencia creciente en la percepción de demanda por nuevos microcréditos desde junio de 2014, y afirman que así podría continuar en la primera parte de este año. “En el reporte se destaca que para el primer trimestre del año en curso se espera que la mayoría de las entidades financieras mantenga o endurezca cada una de sus exigencias para otorgarlos”.

El ahorro es clave para este préstamo financiero
El ahorro dentro de este modelo de crédito es fundamental, pues de acuerdo con los expertos a medida que las personas construyen su ahorro más adelante se convertirán en sujetos inteligentes de crédito. Así las cosas, los microempresarios no solo deben tener en cuenta cómo suministrar el dinero sino también asistir a actividades relacionadas con la salud, los seguros, la planificación familiar, el acceso a remesas o a la producción y a la distribución de bienes para que las personas sepan manejar el microcrédito. “A veces la gente utiliza esta modalidad para adquirir bienes de consumo y eso no está bien. Este segmento debería crecer más en Colombia, hay mucho espacio para bancarizar”, dijo Barragán.

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías