316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

Caída de PIB, pobreza y devaluación, efectos para la economía nacional de un WTI a US$60


Una posible caída de los precios internacionales del petróleo WTI a niveles de US$60 el barril podría tener un efecto devastador en la economía nacional en los dos próximos años: el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) caería más de 50%, la devaluación subiría 40%, habría más pobreza y la cifra de desempleo volvería a dos dígitos.

Así lo estableció un estudio realizado por Hernando José Gómez para el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Colombia (Pnud), que se presentará hoy y que se titula “Colombia frente a una destorcida en los precios del petróleo”.
En el documento, Gómez toma como referencia un modelo establecido por Fedesarrollo en 2008, con dos escenarios base: uno en el que el precio del crudo podría estar entre US$57 y US$132 hasta 2020, y otro “escenario alterno” en el que el barril se mantenga cerca de US$60 desde el próximo año.
Bajo esa última proyección, el estudio supone tres efectos negativos: el primero, una contracción del PIB en el corto plazo, al pasar de 4,3% estimado en 2014, a 1,4% anual en 2015; el segundo, una ‘sobrerreacción’ de la tasa de cambio, que podría tener una depreciación máxima de 40% y alcanzar los $2.500 por cada dólar; y el tercero, que después de 2016 la economía recuperaría su ritmo, pero con pérdidas irreparables. Gómez también señala que la pobreza pasaría de 29% a 34% y el desempleo volvería a dos dígitos, alrededor de 11,2% en 2016.
En contraste, si se hacen las proyecciones con el escenario base, los efectos serán mucho menores: el PIB sería de 4,3%; la tasa de cambio sería menor a $2.100; el desempleo se mantendría a la baja y la pobreza estaría cerca de 25%.

Las contraposiciones
Amylkar Acosta, exministro de Minas y Energía y quien será hoy comentarista del estudio en un evento que se realizará en Bogotá, cree que es poco probable que se vean crudos a US$60, así que el documento plantea un piso que es “difícil de alcanzar”. “Además, hay que aclarar que esto hace referencia solo al precio del WTI y Colombia tiene una canasta de crudos en la que une WTI y Brent”, precisó.

A este escenario se suma otro “colchón” que aliviará la caída: un dólar caro que representará mayores ingresos en pesos por las exportaciones. “La tasa de cambio juega un papel estabilizador, porque ese precio del barril convertido a pesos aumenta”, señaló el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.
El ejecutivo también calcula que los precios actuales no afectarán las utilidades de este año, por lo que no se reducirán los ingresos fiscales de 2015. “Los impuestos de renta que pagarán las empresas, y la plata que recibimos por los dividendos de Ecopetrol, reflejan las utilidades de 2014, que no están apoyadas en los precios de hoy, sino en el promedio del año que ha estado por el orden de US$93”.

La alternativa
Para enfrentar la caída de los precios y controlar el dólar bajo los $2.500, Gómez recomienda la intervención del mercado cambiario con un requerimiento de unos $30.000 millones en cinco años. Sin embargo, eso sería un “esfuerzo sin precedentes para el Gobierno”, por lo que hay que tomar medidas preventivas, agregó Acosta.
La producción se recuperó en octubre
Después de siete meses de mala racha, la producción nacional de crudo volvió a estar en octubre sobre el millón de barriles por día, lo que significó una buena noticia para el sector. La cifra se da a pocos días de que el ministro de Hacienda le pidiera a las empresas aumentar la extracción para ayudar a compensar la caída de los precios internacionales. Sin embargo, los esfuerzos deberán ser aún mayores para llegar a 1,03 millones de barriles proyectados para 2015.

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

noviembre 2014
D L M X J V S
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Categorías