316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

Sostenibilidad, el reto empresarial a 2050


No son pocos y tampoco pequeños los desafíos que tendremos que enfrentar las empresas que concentramos nuestro trabajo en la innovación y desarrollo sostenible en las próximas tres décadas, periodo en el que los retos serán muy diferentes a los actuales y a los vividos en el pasado.

Como multinacional reconocida por su nuestra innovación, desarrollo tecnológico, apoyo a la comunidad y entrega de bienestar a los usuarios, considero que el primer gran reto que deberemos asumir todas las compañías del sector estará dado por el crecimiento de la población mundial, la cual se espera que se incremente a 7 mil millones de personas a 2050.
El reto será, entonces, ayudar en la creación de ciudades que sean habitables, con características inteligentes, que brinden seguridad y que su consumo energético sea sostenible con el fin no solo de ahorrar costos sino de crear un entorno amigable con el planeta que cada día necesita mayores cruzadas en procura de su protección.
Esta será, sin duda, una forma de garantizar la provisión de alimentos y agua potable para suplir las necesidades de los consumidores alrededor del mundo, en momentos en que el preciado líquido comienza a escasear.
Otro de los puntos determinantes es que en los países desarrollados, las poblaciones están envejeciendo rápidamente. La buena noticia es que en el futuro la mayor parte de nosotros va a vivir más tiempo, gracias a las tecnologías que se han venido desarrollando rápidamente para diagnosticar y tratar enfermedades que hasta hace unos años eran de difícil tratamiento.
Un tercer aspecto que puede identificarse como un desafío es que el fuerte aumento de la población dará lugar a una creciente demanda de energía, alimentos y agua. Si no se hace nada y se adoptan programas tendientes a reducirlo, el consumo mundial de energía aumentará 50% en los próximos veinte años, al igual que la demanda de alimentos. Al mismo tiempo, millones de personas se enfrentarán a una escasez de agua potable, como resultado del cambio climático.
Por eso la misión de las empresas del sector tecnológico (iluminación, salud, consumo, entre otros) es hacer una verdadera contribución a la solución de estos grandes retos. Nuestro objetivo debe ser el de mejorar la vida de al menos tres millones de personas por año a 2025 mediante la entrega de productos innovadores, contribuyendo así a generar una mejor salud, un ahorro de energía, un ambiente sano y un mundo más sostenible.
En otras palabras, el talento y capacidad de la industria debe enfocarse en los desarrollos e innovaciones que le interesan a la sociedad y que mejoren la vida de las personas en todo el mundo. Debemos ser más empresariales; invertir en tecnologías de última generación que agilicen procesos, reduzcan el calentamiento global, la contaminación y sean más durables; acelerar la toma de decisiones y afinar el enfoque de la innovación para apuntar a un mundo cada vez más sostenible.
La cooperación será una de las herramientas para alcanzar este propósito. En asociación con otras empresas, instituciones del conocimiento, organizaciones sociales y organismos gubernamentales debemos trabajar de forma unida, relevante y sostenible.
La sostenibilidad seguirá siendo uno de los pilares y, en este aspecto, nos mantendremos empeñados en consolidarnos como líderes en la innovación sostenible en pro del medio ambiente y de los usuarios en el mundo.
Los programas de ahorro de energía en centros operativos, centrales de logística, estaciones de servicio, así como la reducción de viajes y el aumento en el uso de energías renovables, son aspectos que deben tener en cuenta las organizaciones si en sus planes está efectuar un aporte real al mejoramiento del medio ambiente y a cambiar las condiciones de vida de la población mundial.

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías