316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

El Mundial en Brasil le ha restado 34 horas y media de trabajo a las empresas


No hay empresa colombiana donde pase desapercibido el Mundial de fútbol. En los días que van de fiebre mundialista, se han transmitido 40 partidos, de los cuales 23 juegos han coincidido con horarios laborales en ocho días hábiles entre el 12 y el 24 de junio.

Teniendo en cuenta que cada encuentro tarda 90 minutos, estaríamos hablando de 2.070 minutos perdidos que se traducen en un total de 34 horas y media al frente del televisor de la oficina.
Aunque expertos en clima organizacional afirman que dar estos espacios a los empleados aporta al “salario emocional” de los mismos, lo cierto es que con la Selección Colombia en el torneo, se ha intensificado el aumento de ‘ratos libres’ en la oficina que perjudican la producción en muchas compañías.
Adriana España Ardila, directora ejecutiva de la Asociación de Gestión Humana (Acrip), dijo que es prematuro para dimensionar el impacto de la inversión en la recreación e integración de los trabajadores. Agregó que “las organizaciones han ideado estrategias que mitiguen el impacto”.
En un sondeo hecho por LR, varios empresarios coincidieron en que “la mejor decisión” ha sido permitir que su personal viera los dos encuentros de la Selección Colombia, ante sus similares de Grecia el sábado 14 de junio y Costa de Marfil el pasado jueves 19. Y que también harán lo mismo hoy, desde las 3:00 p.m., contra Japón.
Diego Mauricio Viana, director corporativo de talento del grupo Orbis, explicó que en su caso el permiso para ver los partidos de los dirigidos por Néstor Pékerman “hace parte del salario emocional” de sus empleados. “La condición es que no se afecte la seguridad y productividad de nuestras plantas, y las obligaciones con nuestros clientes”.

Lo que deja de hacerse
Según las estadísticas del Dane, hasta febrero de este año había 20,9 millones de colombianos ocupados. De ese total, 10,8 millones en cargos formales (51,4%) en 26.424 compañías vigiladas por las Supersociedades y Superfinanciera. La otra mitad, 10,1 millones, están en la informalidad (48,6%).

Es decir, si 80% de las empresas permiten hoy que sus empleados vean también el tercer encuentro del onceno colombiano, en solo partidos de la tricolor el país habrá perdido en una semana cuatro horas y media de productividad.
Al aterrizar esas cuentas a la realidad de la compañía barranquillera Energía Solar, por ejemplo, las 34 horas y media que han sumado los 23 partidos jugados en ocho días laborales hasta hoy, equivalen a la producción de 1.700 ventanas.
“Teniendo en cuenta que producimos 35.000 ventanas al mes, en una hora nuestra capacidad son 50 ventanas”, explicó Rodolfo Espinosa Meola, presidente de Energía Solar. Para Tecnoquímicas, el tiempo perdido sería equivalente a 1’242.000 pañales en una planta que fabrica 600 productos por minuto.
Sin embargo, todos los ejecutivos consultados aclararon que el tiempo “invertido” en observar los juegos de la Selección Colombia, es recuperado en horario adicional. Igualmente, se han implementado medidas para evitar un impacto negativo en las operaciones, como la división de grupos de trabajo que se alternen los partidos o, en el caso del onceno tricolor, los tiempos.
Édgar Ángeles, vicepresidente de operaciones regionales de Cemex Latam Holdings, comentó que el jueves pasado hubo concenso entre los operarios de sus plantas en el país para repartirse la oportunidad de ver el choque entre cafeteros y marfileños.
“Siempre hay una cuadrilla monitoreando el tiempo, y este es personal que lamentablemente no tiene la oportunidad de perder su tiempo”, afirmó.
Otra estrategia de las compañía ha sido el ingreso más temprano o el adelanto de la hora de almuerzo. “El jueves, unos salieron a las 11 a.m. y volvieron a las 12 del mediodía a sus labores, y a esa hora otros salieron a comer para ver el segundo tiempo”, agregó Ángeles.
En el caso de la multinacional mexicana, su capacidad instalada le permite producir cada hora 570 toneladas de cemento. Lo anterior, en el caso de que sus operaciones frenaran, correspondería a 2.565 toneladas por los tres partidos de primera ronda de Colombia y 19.380 por 23 encuentros en estos ocho días.
“Tenemos la capacidad para almacenar productos mientras no hay movimiento, y eso es lo que hacemos los domingos, festivos y tiempo del Mundial”, indicó el directivo de Cemex.
Sandra Fuentes, especialista en clima organizacional de la Universidad Javeriana, consideró que es beneficioso que las empresas abran estos espacios. “Es una oportunidad para fortalecer la integración y focalizar estos momentos en mejorar el sentimiento de pertenencia por la institución y el ambiente laboral”, concluyó.

Las prohibiciones pueden ser peores que los permisos
Carlos Rodríguez, especialista en estrategia empresarial de la Universidad Nacional, asegura que la prohibición a que los empleados vean los partidos de la Selección Colombia o parte de estos, puede resultar peor que si conceden tiempo. “Los trabajadores van a estar atentos a sus responsabilidad de una forma superficial y no tendrán la misma concentración. Considero que, por el contrario, si se abren estos espacios, se motiva al trabajador a desarrollar su respectiva actividad de manera más rápida y eficiente”.

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías