316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

Los altos precios de la banda ancha en Colombia convierten el servicio en lujo


Los elevados precios de la banda ancha, que continúa siendo un lujo para muchos hogares colombianos, relegan al país al sexto puesto en el nuevo índice de penetración de banda ancha (digiLAC), creado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La lista la lideran Chile, con un índice de 5,57 seguido de Barbados, con 5,47, y Brasil, con 5,32. Colombia obtiene una nota de 4,77, por encima del promedio de la región Andina, que se sitúa en 4,13.
Los datos miden la llegada de la banda ancha, medida definida con una velocidad superior a los 256 kbps que definió la UIT en base a cuatro pilares que puntúa de 1 a 8: regulación, políticas públicas, infraestructuras y aplicaciones y capacitación. Colombia es fuerte en los dos primeros, y en materia de infraestructuras ha realizado avances, según destacó el experto en tecnología Polkan García.
“En cuanto a red de fibra óptica local estamos bien posicionados. El lunar es el tema de los costos. La oferta de 4G todavía no la hemos visto con todos los operadores jugando, eso genera que los que pueden dar el servicio abusen de su posición, afirmó este experto.
La opinión es compartida desde el BID, tal y como se pone de manifiesto en recientes estudios del BID, que muestran la diferencia de precios de los paquetes de datos promedio en la Región.
Dentro de la Alianza del Pacífico, Perú es quien presenta la tarifa más costosa, de US$129, le sigue Colombia, con US$78,9; Chile, con US$59,22, y finalemente México, con US$51,65%.
“El precio es fundamental para la llegada de la banda ancha. Se considera precio asequible cuando representa 5% de los ingresos mensuales del ciudadano. Con criterios internacionales la tarifa no es asequible”, explicó Antonio García Zaballos, líder de la iniciativa de banda ancha del BID.
Siguiendo este indicador pueden verse con claridad las diferencias regionales. Un ciudadano residente en un país miembro de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde) destina 3% de sus ingresos brutos a servicios de banda ancha, mientras que en la Región la cifra puede superar 10% y, en algunos casos, llegar a 20%.
Según cifras del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), a último trimestre de 2013, 8,2 millones de personas disponían de banda ancha, lo que significa un aumento de 285,2% con respecto al anterior trimestre, lo que prueba el crecimiento del alcance.
“Colombia viene con atraso en el desarrollo de la infraestructura, sin embargo la trayectoria es muy positiva. La tendencia anima a aumentar la banda ancha, lo que llevará a mayor oferta y mayor competencia, aunque los precios no es el único problema al que hay que hacer frente”, advirtió Andrés Maz, director de política de Cisco Colombia.

¿Cuáles son los principales problemas que enfrentan los usuarios actualmente?
“Los cambios regulatorios sobre todo respecto al tema de poder fácilmente moverse entre operadores con menos claúsulas de permanencia”, apuntó García.

Uno de los principales motivos es la escasez de jugadores en el mercado. Actualmente ofrecen este servicio, en Colombia, Telmex, UNE, Telefónica, ETB, Edatel, Empresa de Telecomunicaciones de Bucaramanga, Empresas municipales de Cali, Metrotel, Supercable y Empresa de Recursos Tecnológicos.
“En Colombia existen desigualdades entre las ofertas en ciudades de altos y bajos ingresos, porque las operadoras segmentan así sus mercados. Aún hay grandes oportunidades de aumentar la competencia, sobre todo a través de la consolidación de operadores pequeños”, señaló Pablo Márquez, director ejecutivo de la Comisión de Regulación de Telecomunicaciones (CRC).
Dentro de la Región, las tarifas más caras las presenta Bolivia y Centroamérica, pero la heterogeneidad es tan manifiesta, afirmó García Zaballos, que la solución mejor es coordinar tarifas.
“No existe suficiente tráfico. Y esto viene motivado por una falta de competencia que lleva a pensar que los marcos reguladores no son los adecuados. El acceso a banda ancha es un derecho universal y acaba con la desigualdad”, aseguró el experto del BID.

La mejora en conexión subiría el PIB
Si la penetración de banda ancha mejorase 10%, el impacto sobre el Producto Interno Bruto (PIB) de un país sería de 3,19%, mientras que su productividad se elevaría 2,61%, según afirmó el Banco Interamicano de Desarrollo (BID) durante la presentación del nuevo índice. En Latinoamérica hay 100 millones de hogares desconectados y solo una de cada ocho personas tiene acceso. Si se compara con los países desarrollados, la conexión regional es cuatro veces menor.

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías