316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

Trabajo no remunerado debe ser valorado


Las mujeres son las que dedican más tiempo al cuidado del hogar.  presentaron en Madrid el informe del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina.

Los programas de ayuda a la familia que se aplican en muchos países latinoamericanos perpetúan el papel de la mujer como cuidadora en los hogares, según un informe del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe, que plantea la necesidad de valorar ese trabajo no remunerado.
Ayer, durante la presentación en Madrid del último informe del observatorio, titulado ‘Los bonos en la mira: Aporte y carga para las mujeres’, la investigadora Ángeles Durán defendió un cambio del sistema de análisis macroeconómico para incluir el trabajo no remunerado, que desempeñan de forma mayoritaria las mujeres, encargadas del cuidado de los mayores, menores y otras personas dependientes de la familia. “La mayor parte del trabajo que desempeñan las mujeres no es para el mercado laboral”, señaló la experta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).
El informe analiza los Programas de Transferencias Condicionadas de Ingresos (PTC), que se entregan a las mujeres en la mayoría de los países para la educación y la salud de los niños. Para muchas mujeres los programas significan su primera fuente de ingresos estables, ya que comportan una retribución mensual, aunque cuando la dejan de percibir -al cumplir sus hijos la edad máxima- la mujer queda en peores condiciones para incorporarse al mercado laboral.
Tales políticas “están lejos de asimilar el avance de las mujeres y, aunque muchos programas las visibilizan y reconocen, generalmente no se inspiran sus derechos y prevalece una visión instrumental, especialmente de las mujeres pobres”, destaca Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).
En el acto, también intervino la directora del Instituto español de la Mujer y directora general para la Igualdad de Oportunidades, Carmen Plaza, quien aseguró que “el contexto de fuerte crisis económica global no está afectando de igual manera a hombres y a mujeres”, sino a ellas en mayor medida.
“Las políticas públicas deben tener visión de género”, defendió la responsable de políticas de Igualdad del Gobierno español, quien insistió en la necesidad de eliminar todas las barreras con las que se encuentran las mujeres en el mercado de trabajo.
HAY QUE SER VISIBLE
Desde la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo, Laura López recordó que la invisibilidad es uno de los mayores obstáculos en la lucha contra la violencia de género, por lo que apostó por crear instrumentos para analizar cuantitativamente los avances en los derechos de las mujeres.
El informe también examina los avances logrados en esos países en diversos indicadores: autonomía física, económica y en la toma de decisiones de las mujeres. En cuanto a la primera, señala que persisten problemas y desigualdades, y destaca algunas “realidades preocupantes”, como el embarazo adolescente, que afecta principalmente a las jóvenes pobres, mientras “la violencia contra las mujeres continúa golpeando a la región”.
Respecto a la toma de decisiones, refleja el aumento en los últimos años de la presencia de las mujeres en los gobiernos y en la representación parlamentaria, así como en el poder judicial. En el análisis de la autonomía económica, muestra la paradoja de que “mientras el crecimiento económico se mantiene y la pobreza retrocede, aumenta la proporción de mujeres entre los pobres y los más pobres”.
Además, la reducción de la pobreza se debe a la incorporación de las mujeres a un mercado de trabajo desregulado, que les otorga salarios más bajos que a los hombres.

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías