316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

Desde $3.000 las compañías pueden asegurar a sus trabajadores con póliza de riesgos laborales


Como ocurre con otros ramos de seguro, muchos consumidores aún no contratan una póliza de riesgos laborales porque piensan que el precio es elevado. Sin embargo, esta concepción no es correcta ya que estos servicios se consiguen desde $3.000 al mes.
 
Si bien el carácter obligatorio de estos servicios propicia que el nivel sea más elevado que en otros ramos, no llega a 100%. En concreto, se estima que los trabajadores formales en el país están en torno a 10,5 millones, mientras que los afiliados a las ARL llegan a 8,8 millones. Esto genera una diferencia de 1,7 millones de trabajadores que están fuera del sistema. 
“Todos los trabajadores formales deberían estar afiliados a las ARL, por lo que hay que trabajar para lograr una mayor formalización para que los trabajadores”, señala Gaviria.
En este sentido, el experto en seguros Daniel Serrano considera que se deben tomar medidas para incrementar la cifra. “El hecho de que ese dato no sea 100% es responsabilidad del empleador y por eso, creo que se debería impulsar una mayor concienciación entre las empresas para que se conozcan los riesgos a los que se enfrenta y eso debe ir de la mano de acompañamiento y una regulación más fuerte”. 
Sin embargo, lo cierto es que la cifra de afiliaciones a las ARL se ha venido incrementando. En el último año terminado en febrero de 2014, las empresas que cotizan pasaron de 596.234 hasta  609.744. De igual forma, en cuanto a los trabajadores formales la penetración de la póliza creció 9,3% y 53% en los informales.
Así lo muestra el gremio de las aseguradoras, Fasecolda, cuyos directivos explican la relación entre el precio y el riesgo que se toma.
De esta forma, para el riesgo uno, que sería para trabajos similares a una oficina, el costo sería de $3.215 por cada salario mínimo mensual que se reciba y eso subiría acorde se tenga un mayor riesgo, $6.431 para el dos, $15.005 en el tres, $26.796 para el cuatro y $42.876 en el cinco (ver gráfico).
“Un trabajador por realizar su actividad tiene derechos, entre los que se encuentran los riesgos laborales, una obligación que la empresa tiene que cubrir a 100%, por lo que el consumidor no paga nada”, afirma Ricardo Gaviria, director de la cámara de riesgos laborales de Fasecolda.  
Con esto, como afirma Fasecolda, es importante mostrar la razón por la que es importante afiliar a los trabajadores a la ARL. “Es importante no solo porque es una obligación legal, sino porque garantiza la protección del trabajador al tiempo que es la manera como la empresa se asegura de no tener que hacer pagos costosos en caso de que no esté afiliado en el sistema”. 

¿Cómo está este ramo?

Por un lado, las cifras del gremio asegurador muestran como la accidentalidad está cayendo. A nivel nacional pasó de 7,4% hace un año hasta 6,2% en febrero de este año, mientras que en Bogotá, el número es menor ya que en este periodo, se pasó de 5,7% hasta el nivel de 5% actual. 

En cuanto a las actividades en el país que presentan el mayor índice de sucesos, en primer lugar está la agricultura que llega a 14,6%, seguido por la industria manufacturera de 9,4%, minas y canteras y restaurantes de 8,5% y eléctrico, gas y agua de 7,9% para este periodo. 
Pese a esto, la encuesta que realizó Fasecolda sobre las ARL demostró que tanto las compañías como los afiliados consideran que estar protegido con estas pólizas es fundamental para desarrollar una actividad. 
Así, las cifras muestran como aún falta un largo camino por recorrer en el sector de los seguros en Colombia así sean pólizas de carácter obligatorio. 

Se pagaron $1,1 billones por estos casos en el año
Otra manera de conocer la situación en el sector es ver las cifras de las aseguradoras, en las que se tiene que en el último año hasta febrero se destinaron $1,1 billones para atender las prestaciones de 552.000 trabajadores que recibieron atención de sus ARL. Además es importante saber que en este periodo, estas aseguradoras realizaron inversiones por $400.000 millones para los programas de promoción y prevención. 

Según las cifras más actuales de Fasecolda se han registrado 28.303 indemnizaciones a los asegurados, hay un total de 67 personas que perdieron la vida en su trabajo y 37 que tuvieron que recibir una pensión de la ARL por incapacidad.

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías