316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

Informarse es clave en consumo con seguridad


El productor debe responder por las condiciones legales que ofrece el producto.

Las cortinas con un sistema de operación que es inseguro y algunos juguetes que generan riesgos para los niños son casos que han servido para que las autoridades alerten en torno a la importancia del consumo seguro.

La Superintendencia de Industria y Comercio activó en su página de Internet un lugar para promover esta cultura. Se trata de que quien adquiera un producto o un servicio cuente con una oferta de calidad que no genere riesgos para su integridad y su salud, y que en caso de que se encuentre con una situación de esta naturaleza sepa cuáles son sus derechos y denuncie ante el organismo de vigilancia, desde su dependencia de Defensa del Consumidor.
Tanto la Constitución, en su artículo 78, como el Estatuto del Consumidor establecen la responsabilidad de quienes atenten contra la salud y la seguridad de consumidores y usuarios.
El Estatuto advierte que el consumidor “tiene el deber de informarse respecto a las instrucciones que suministre el productor o proveedor en relación con el adecuado uso o consumo”.
El productor y proveedor también tiene que responder, a manera de garantía, por las condiciones legales o las condiciones que ofrece el producto.
Explica la Superintendencia que es clave tener claras las diferencias entre un producto inseguro y un producto nocivo para la salud.
El producto inseguro es aquel que representa para el consumidor riesgos irrazonables en situaciones normales de utilización.
En cambio, los productos nocivos comprenden una categoría diferente porque de ellos se espera que los riesgos que representen no se materialicen dentro un marco de consumo en condiciones normales.
Según el organismo de control, para los productos nocivos existe la obligación legal de advertir claramente al público acerca de tal situación, sobre las medidas de precaución que se deben emplear para un uso seguro, así como de las contraindicaciones, lo que no ocurre con los productos inseguros debido a que no en todos los casos se reconocen a primera mano los riesgos existentes.

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías