316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

MADRES QUE TRABAJAN CON CULPA


Cada vez son más las
madres que trabajan todo el día fuera de casa, lejos de sus hijos, presas
fáciles de la culpa y el autorreproche. A menudo piensan que todo lo que sucede
de malo es resultado de su desatención: «Los hijos ven demasiada
televisión, no hacen las tareas del colegio, se aburren».  Sin
embargo, el trabajo siempre acarrea aspectos positivos, tanto para ellas como
para sus hijos.
MODELOS
Las mujeres valoran lo
que ha significado para su autoestima el acceso al mundo del trabajo. Pero hay
momentos en que se preguntan si valdrá la pena trabajar tanto, si no sería
mejor estar mucho más tiempo con sus hijos. Sin embargo, estos cuestionamientos
inherentes a la condición de madres son favorables porque las hacen estar
atentas y conectadas emocionalmente con sus hijos. Sólo se transforman en
negativos cuando se responde sin poner límites, exclusivamente desde la culpa y
el autorreproche, a los pedidos de los niños cuando por las noches se regresa a
casa.
COMPARTIR
La capacidad de percibir e
intuir es un aliado fundamental, junto con otra capacidad que viene del mundo
paterno: la de aceptar las propias limitaciones. Si estos radares funcionan
adecuadamente se puede estar alerta y construir pautas contenedoras junto con
los otros miembros de la familia, padres incluidos, o personas de confianza
para la atención y acompañamiento de los hijos.
NATURALIDAD
Es importante saber que
los hijos van a vivir con naturalidad aquello que los padres sean capaces de
aceptar y, por el contrario, van a cuestionar las contradicciones si los
adultos no pueden tolerarlas y aceptarlas como parte de la vida y del modelo de
familia que han decidido construir.
CONFUSIONES
Las mujeres que han
quedado desconectadas de sus propios padres muchas veces presentan una
tendencia natural a buscar la compensación a esa falta de amor en los propios
hijos, estableciendo vínculos donde se desdibujan las diferencias.
RESPUESTAS
Ante la confusión, los
hijos responderán con maltrato y un excesivo nivel de demanda, y también con
distancia y desinterés, porque sienten que esa tarea (la de cubrir el amor de
los padres) los excede y los atrapa en un vínculo que sienten como asfixiante.
Finalmente resulta que esta misma distancia emocional heredada de generaciones
anteriores que queremos transformar, se termina por instalar nuevamente en los
jóvenes actuales. Trabajando muchas horas fuera de casa, es más necesario que
nunca reforzar la confianza en la propia percepción recuperando el contacto
afectivo y la conexión emocional con los propios padres y con los hijos.
SUGERENCIAS PARA MUJERES
ORQUESTA
   
Lejos de las culpas, una madre que trabaja y valoriza su trabajo constituirá un
modelo valioso de identificación para sus hijas mujeres, y dará a los hijos
varones un modelo de mujer que se respeta y valora.
    Es importante no hacer concesiones, gastos indiscriminados y
ceder a los caprichos sólo por la sensación de culpa que a veces genera estar
largas horas fuera de casa.
   
Hay que considerar que la contención de los
niños y la educación y el afecto para con ellos no es sólo cuestión de madres.
Los padres, la familia, los amigos, también se incluyen entre los pilares
fundamentales para el desarrollo de los hijos.
   
No hace falta asfixiar a los hijos con un
cúmulo de actividades para recuperar el tiempo perdido. Lo importante es estar
con ellos, conversar, jugar y acompañarlos en el crecimiento sin pensar
constantemente que el tiempo que se les brinda siempre es escaso.
TE PUEDES CANSAR, PERO
NUNCA RENDIR
   
El camino es difícil, muchas veces.
   
Tenemos que presentarnos
delante de ÉL para que nos renueve.
   
La caminata nos desgasta y,
a veces nos desgarra el alma.
   
Tenemos un llamado irrenunciable, ésto hay siempre que recordar.
   
Las pruebas nos quieren
desanimar y, a veces, hacer sucumbir.
   
Tenemos a nuestro Dios 24
horas para desahogarnos.
   
Nuestra fe flaquea y nos quiere traicionar.
   
Tenemos la Palabra que nos
recuerda la Obra de Cristo por nosotros.
   
Las adversidades quieren que
desmayemos.
   
Tenemos las Promesas para aferrarnos y fortalecernos.
   
Los problemas nos agitan y, a
veces, nos desconcentran de Dios.
   
Tenemos la Oración para
rendirlo todo ante ÈL.
Te puedes cansar de lo que
Dios ha hecho en ti, de lo que Dios ha avanzado en ti.  Te puedes
cansar, porque eres frágil, pero no cedas un milímetro el territorio que
Cristo ganó para ti.  Si estás cansado, descansa física, mental y
espiritualmente.  Tómate algunos días de refrigerio espiritual, pero nunca
te rindas, nunca te desvíes del llamado que Dios te ha hecho.
FELIZ DIA DE LA MADRE

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

mayo 2013
D L M X J V S
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Categorías