316-874-9929 | info@aseespe.com | Calle 21 # 21-45 Oficina 1501

Que su junta directiva no sea solo una formalidad legal


 
Decidir la política estratégica de la organización. Ese es el principal motivo por el que existen las juntas directivas.

Por eso, además de estar pendiente de que esté cumpliendo con las normas que exige la ley, lo recomendable es que la convierta en una gran ayuda para el crecimiento de su compañía. Es importante realizar una evaluación constante de cómo funciona la dinámica: como la preparación previa y la manera de llevar las reuniones. Las buenas prácticas reducirán el riesgo de cometer errores al tomar las decisiones.

 

Las juntas directivas son obligatorias en las Sociedades Anónimas (S.A.) y opcionales en las Sociedades por Acciones Simplificadas (S.A.S), y existen normas especiales para las compañías que se cotizan en bolsa. De cualquier manera, es importante que usted preste mucha atención en la composición de la Junta. Según la ley, debe existir un número mínimo de miembros independientes, es decir, personas que no tengan nada que ver con la organización y que no sean susceptibles a las presiones de los dueños. Según la ley, en el caso de las empresas en bolsa, ese número de independientes tiene que ser mínimo del 25% del total de miembros. De hecho, publicaciones especializadas como la revista Fortune, recomienda que la proporción debe ser de 80%.

Para Ricardo Mejía Cano, experto en empresas y consultor de varias juntas directivas del país, son fundamentales este tipo de miembros o directores, como les llaman los especialistas a las personas que hacen parte de una mesa directiva. “En la medida en que hayan directores independientes capaces de contrastar y de profundizar en las propuestas de la gerencia, sin estar comprometidas, puede haber un debate más profundo y más posibilidades de estrategias ganadoras. La humildad en la conformación y entender que hay gente con experiencias diferentes que le pueden ayudar a encontrar norte a la compañía es fundamental”, señala Mejía.

Pero eso solo no es suficiente para hacer de su mesa de directores un elemento efectivo dentro del funcionamiento de su empresa. Además de cumplir con las obligaciones legales: como reunirse periódicamente y convocar con tiempo prudente a las reuniones, lo más importante es la manera como usted informa a los miembros para que tengan elementos a la hora de decidir. De lo contrario, las reuniones anuales, como las que empiezan por estos días, se pueden convertir en una presentación de informes de gestión por parte de la Gerencia y la Junta terminaría siendo una mera formalidad.

“Por ejemplo Intel, que tiene la mayoría del mercado de procesadores, dedica mucho tiempo a formar a los directores en las tecnologías de la empresa. Es importante que estén actualizados sobre la compañía. Tener cursos de formación para que ellos sepan todo sobre la empresa y tomen buenas decisiones”, dice Mejía.

El experto en empresas de la Universidad Nacional, Carlos Rodríguez, también opina que las equivocaciones que comete una junta directiva son por falta de información, pero no por mala intención. “Las juntas están pensando en estados superiores de las respectivas empresas. No actúan mal premeditadamente. Cuando se equivocan es porque no cuentan con toda la información necesaria para tomar decisiones. Puede suceder que en un momento olviden fijarse en alguna señal determinada del entorno”, resalta Rodríguez.

La normatividad donde se estipula cómo deben conformarse y funcionar las juntas está en el Código de Comercio, en el Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, y en la Ley 222 de 1995 y la 964 de 2005. A pesar de que se dan líneas que obligan al cumplimiento de algunos parámetros, las organizaciones pueden darle manejo a las juntas de manera que puedan sacarles el mayor provecho en beneficio de la organización.

Por ejemplo, una práctica que debe evitarse es que los miembros simplemente sean un apoyo legal para las decisiones que toma el dueño sobre el rumbo de la compañía. Mucho mejor es aprovechar la oportunidad de incluir personas con diferentes conocimientos y variedad de campos de experticia para lograr mejores análisis, lo que servirá para tomar mejores decisiones. Los expertos recomiendan que la mesa de directivos pase de ser un requisito a ser proactivas.

Sobre la remuneración a los miembros
La remuneración que se les da a los miembros de las juntas juega un rol determinante en la calidad de estas. “En Colombia se ha considerado que como la junta es protocolaria y no crea mucho valor para la empresa, el honorario ha sido tradicionalmente bajo. Las empresas les pagan con obsequios o invitaciones, lo que resulta en compensaciones muy bajas”, dice Ricardo Mejía, experto en empresas. Si se le da la importancia que merece la Junta, esto debe ir acompañado de un buen pago, y así mismo se puede esperar mayor compromiso y calidad en el trabajo de los miembros.

http://www.larepublica.com.co/alta-gerencia/que-su-junta-directiva-no-sea-solo-una-formalidad-legal_30319

Have any Question or Comment?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

enero 2013
D L M X J V S
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Categorías